La sociedad moderna está privilegiada con el notable avance tecnológico, sin embargo, esos cambios rápidos tienen un precio. Incluso con los avances modernos, nos enfrentamos a los efectos negativos de dichos progresos:

  • Contaminación en el agua, la tierra y el aire
  • Los alimentos son más altos en calorías y más grandes en tamaño, pero con menos nutrientes
  • El ritmo de vida tan acelerado nos provoca estrés y nos enferma
  • Las recetas de medicamentos están fuera de control, causando adicciones y reacciones adversas
  • El exceso de antibióticos crea “super bacterias” que mutan rápidamente, que incluso los medicamentos más fuertes son poco efectivos
  • Las enfermedades crónicos están en aumento

Aún con nuestros increíbles avances, estamos creando un ambiente hostil como nunca antes hemos vivido. Para afrontar dichas crisis, podemos utilizar nuestros aliados más potentes para mejorar nuestra salud y encontrar un balance saludable – las plantas.

A través de la historia, los recursos botánicos han mejorado la salud y la calidad de vida de las personas. La forma más natural es la de los productos hechos a base de plantas, como las increíbles propiedades de los aceites esenciales puros.

Además de sus acciones curativas, los aceite esenciales proveen protección antioxidante, que es necesaria para desacelerar el proceso de envejecimiento. Debido a que los aceites esenciales luchan contra los radicales libres, éstos nos protegen de efectos dañinos como la inflamación crónica que se considera la causa de muchas enfermedades crónicas.

  1. Afecta la Psique

El aroma de los aceites esenciales dispara la respuesta fisiológica y psicológica. Mejora nuestro estado de ánimo, ayuda a combatir la depresión, mejora nuestro estado de alerta, calma la agresividad y nos ayuda a superar los traumas. También ayudan a disminuir la ansiedad, mejorar la memoria y tener un sueño profundo y relajado.

  1. Apoyo al sistema inmunológico

Los investigadores sugieren que ciertas propiedades de los aceites esenciales imitan la inmunoglobulina humana. Así mismo, elevan los linfocitos y estimulan el sistema inmunológico.

  1. Provee potentes antimicrobianos

En esta época en la que los antibióticos no funcionan por el uso excesivo, debemos regresar a las plantas para ayudarnos. Las investigaciones indican que los aceites esenciales son muy efectivos contra bacterias, virus, hongos y parásitos. Los estudios demuestran que los aceites esenciales son aun más efectivos contra la superbacteria (MRSA), una bacteria que ha mutado tanto que incluso es resistente a los antibióticos y la penicilina.

  1. Provee alivio natural contra dolores

Los aceites esenciales se pueden utilizar para dar un suave masaje en los músculos adoloridos o hacer compresas calientes y aplicarlas en el área deseada. También pueden mejorar la producción de endorfinas y activar neurotransmisores en el cerebro que ayudan a aliviar el dolor.

  1. Reduce la inflamación

La inflamación es la causa principal de enfermedades crónicas. Es causada por varias condiciones que incluye bacterias, una mala alimentación, lesiones, reacciones adversas a químicos y descontrol hormonal. Los aceites esenciales poseen potentes propiedades antiinflamatorias.

  1. Calma la ansiedad y el estrés

El exceso de tensión, estrés y ansiedad, son emociones asociadas con enfermedades crónicas, incluído el cáncer. Los aceites esenciales tienen la capacidad de calmar, tranquilizar y dar serenidad sin ningún efecto negativo.

  1. Disminuye el insomnio

Existen varios aceites esenciales que promueven un estado de relajación, tranquilidad, calman la ansiedad y promueven un sueño relajado y profundo sin los efectos secundarios de pastillas para dormir.

  1. Rejuvenece la piel

Por miles de años los aceites esenciales se han utilizado para restaurar, rejuvenecer y mejorar la apariencia de la piel dañana o con arrugas. El uso moderno de aceites esenciales para la piel incluye el apoyo contra el acné, poros obstruidos, piel seca, eczema y estrías.

  1. Proteje contra catarros y resfrios

Debido a sus acciones antimicrobianas, los aceites esenciales protegen contra catarros y resfríos y son muy efectivos como apoyo para el sistema respiratorio. Inhalar aceites esenciales, tomarlos como jarabe para la tos y de forma interna, ayudan mucho para los pulmones, oídos, nariz y garganta.

  1. Calma problemas digestivos

Los aceites esenciales son calmantes y muy efectivos para ayudar en la digestión cuando se aplican en el área del abdomen. También se pueden tomar pequeñas dosis para aliviar la nausea, indigestión, gases, diarrea, colon irritable y acidez o reflujo.

  1. Mejora el sistema circulatorio

La sangre lleva oxígeno y nutrientes a todas las células del cuerpo. Un sistema vascular saludable está libre de coágulos, arteriosclerosis y venas varicosas. Los aceites esenciales promueven un sistema circulatorio saludable.

  1. Promueve una función endocrina óptima

El sistema endocrino es una interconexión dinámica entre las glándulas y las hormonas. Si uno de sus miembros pierde el ritmo, todos los demás entran en estado de alarma. Los aceites esenciales proporcionan un balance a las glándulas tales como la tiroides, pituitaria, pineal, ovarios, testículos y adrenales.

  1. Apoyo al sistema urinario

Existen varios aceites esenciales que se utilizan internos o tópicos en el área de los riñones para ayudar en problemas urinarios, de riñones e infección de vejiga.

  1. Calma quemaduras, cortadas menores, golpes y raspones

Existe una historia de Renè Maurice Gattefossé, el padre de la aromaterapia, sobre una explosión en su laboratorio que quemó severamente sus brazos; él inmediatamente aplicó aceite de lavanda a sus quemaduras y empezaron a sanar al día siguiente. Los aceites esenciales también son antisépticos y ayudan a limpiar pequeñas cortas y raspones.

  1. Apoyo para músculos y huesos

Cuando nuestro cuerpo está cansado, estresado y sobrecargado, éste se pone rígido y con dolor. Aplicar aceites esenciales en el área afectada, ofrece un gran alivio a los músculos y huesos.

  1. Provee cuidado oral y dental

Existen estudios que demuestran que las bacterias orales pueden causar enfermedades del corazón. Los aceites esenciales ofrecen un gran apoyo para matar microbios y bacterias que pueden provocar problemas dentales y de las encías.

  1. Nutre y fortalece el cabello

Muchos de los productos para cabello que utilizamos contienen ingredientes dañinos como el sulfato laurico de sodio que entra en los folículos y se guarda en órganos como el corazón, hígado, pulmones y cerebro. Los aceites esenciales son efectivos para rejuvenecer el cabello y excelentes como productos de cuidado del cabello.

  1. Mejora la claridad mental

Algunos de los grandes miedos de las personas mayores son los olvidos y la demencia. Los aceites esenciales tienen un gran impacto en el cerebro, que les ayuda a estar alertas, enfocados y mejorar la memoria.

  1. Protege contra el cáncer

Una gran cantidad de estudios indica que los ingredientes de los aceites esenciales pueden jugar un rol muy importante en la prevención del cáncer y ser un apoyo eficaz a las terapias contra el cáncer.

  1. Provee alternativas seguras y naturales para limpiar su hogar

Muchos de los productos de limpieza contienen ingredientes tóxicos que incrementan el porcentaje de contraer cáncer. Las propiedades antimicrobianas de los aceites esenciales, los convierten en una excelente alternativa natural para limpiar y desinfectar los hogares.