En el año 2000, Feuerstein añadió el PEI-BASIC para prevenir problemas de aprendizaje en los niños más pequeños (de 3 a 7 años) y ayudar a los niños mayores con “necesidades especiales crónicas”.  Feuerstein afirma que los problemas de aprendizaje se pueden prevenir mediante la intervención temprana y técnicas apropiadas para el desarrollo basadas en investigación emergente sobre el cerebro. Con el fin de alcanzar estos objetivos, el énfasis se coloca en una exposición sistemática de las áreas de contenido seleccionado; las habilidades específicas son mediadas y se transforman en conceptos de trabajo que construyen el aprendizaje y desarrollo posteriores, así como el proceso de la forma de pensar.

El programa incluye un total de 10 instrumentos que se enseñan entre 2 y 5 años dependiendo de las necesidades del alumno y/o el desarrollo de la aplicación.  Cada uno se centra en las funciones cognitivas específicas que son los pre-requisitos para el aprendizaje escolar exitoso, especialmente en lectura y matemáticas.  Está diseñado para ser utilizado de forma individual o grupal.    El uso del PEI-BASIC puede ser la preparación para el uso de PEI Estándar, para llevar a los estudiantes a los niveles superiores de procesamiento mental y el funcionamiento cognitivo adecuado.