Aceite de clavo (clove)

Se ha utilizado para eliminar adicciones al tabaco, coágulos de sangre, cándida, cataratas, callos, verrugas, infecciones por hongos, herpes simple; también es un excelente antioxidante y desinfectante, ayuda en casos de fiebre….

Descripción

El clavo ha sido utilizado desde hace miles de años como un agente curativo para quitar infecciones y bacterias.

Propiedades: analgésico, antibacteriano, antihongos, antiinfeccioso, antiinflamatorio, antiparasitario, fuerte antiséptico, antitumoral, antiviral, desinfectante, antioxidante y estimulante inmunológico.

Usos comunes: se ha utilizado para eliminar adicciones al tabaco, coágulos de sangre, cándida, cataratas, callos, verrugas, infecciones por hongos, herpes simple; también es un excelente antioxidante y desinfectante, ayuda en casos de fiebre; por la cantidad de antioxidantes que aporta sirve de apoyo en la enfermedad de Hodgkins, lupus, equilibrio metabólico, tumor (lipoma); como equilibrio hormonal, se utiliza en casos de hipotiroidismo para normalizar el sistema endocrino; se utiliza también para limpiar el hígado; sube las defensas en casos de exposición al moho, peste, termitas, infecciones virales, heridas; ayuda a aliviar dolores musculares, osteoporosis, artritis reumatoidea, dolor de muelas.

PRECAUCIÓN:  No administre internamente en niños menos de 6 años.  Para uso tópico en niños, utilícelo con precaución diluido con aceite de coco fraccionado puede causar sensibilidad en la piel, utilizar con precaución durante el embarazo.

Usos: aromático, tópico, interno.  Quieres conocer mejor las formas de uso?

Se mezcla bien con los siguientes aceites:  albahaca, bergamota, canela, clary sage, toronja, lavanda, limón, naranja, menta, rosa, romero, ylang ylang

Información obtenida de Esenciales Modernos, Cuarta Edición

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Aceite de clavo (clove)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *