Aceite de menta (peppermint)

Se ha utilizado para estar alertas, como antioxidante, para abrir las vías respiratorias en casos de asma, gripe, influenza, pérdida olfativa, rinitis, sinusitis, congestión; disminuir síntomas del autismo, curar infecciones bacterianas, mejorar la parálisis de Bell, disminuir efectos de lesión cerebral, reducir la fatiga crónica, curar úlceras bucales…

Descripción

Durante siglos la menta se ha usado para aliviar las dificultades digestivas, refrescar el aliento y aliviar cólicos, gases, dolores de cabeza e indigestión.

Propiedades: analgésico, antibacteriano, anticarcinogénico, antiinflamatorio, antiséptico, antiespasmódico, antiviral y vogorizante.

Usos comunes: se ha utilizado para estar alertas, como antioxidante, para abrir las vías respiratorias en casos de asma, gripe, influenza, pérdida olfativa, rinitis, sinusitis, congestión; disminuir síntomas del autismo, curar infecciones bacterianas, mejorar la parálisis de Bell, disminuir efectos de lesión cerebral, reducir la fatiga crónica, curar úlceras bucales, reducir pólipos en el colon, mejorar el estreñimiento, enfriar el cuerpo, calmar calambres, reducir inflamación en la enfermedad de Crohn, disminuir la diarrea, calmar la dismenorrea, para despertar en casos de desmayos, reducir la fiebre, reducir síntomas por la exposición de radiación gamma, calmar la gastritis, eliminar el mal aliento (halitosis), calmar dolores de cabeza y migrañas, reducir la acidez, refrescar la piel por insolación, calmar dolor de hernia del hiato, eliminar herpes simple, calmar urticaria, calmar sofocos y bochornos de la menopausia, equilibrar sistema endocrino en hipotiroidismo, calma la indigestión y dolor de colon irritable, calma la picazón, reduce la producción de leche materna, mejora la memoria, disminuye el mareo por movimiento, calma dolores de esclerosis múltiple y dolores musculares, calma la náusea, recupera el sentido del olfato, calma dolores de osteoporosis y parálisis, reduce shock, calma dolor de codo de tenista, reduce infección de garganta, fiebre tifoidea, calma vómitos y muchos más.

PRECAUCIÓN:  No administre internamente en niños menos de 6 años.  Para uso tópico en niños, utilícelo con precaución diluido con aceite de coco fraccionado.

Usos: aromático, tópico, interno.  Quieres conocer mejor las formas de uso?

Información obtenida de Esenciales Modernos, Cuarta Edición

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Aceite de menta (peppermint)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *