Aceite de hinojo (fennel)

Se ha utilizado para mejorar hiperplasia prostática benigna, disolver coágulos de sangre, calmar contusiones (moretones), apoyar el sistema digestivo, calmar la gastritis, reducir los cálculos renales, aumentar la producción de leche materna, como apoyo al páncreas, expulsar parásitos…

Descripción

Los antiguos egipcios y romanos otorgaban guirnaldas de hinojo para premiar a los guerreros victoriosos ya que se creía que el hinojo confería fuerza, valor y longevidad.  Se ha usado por miles de años para las mordeduras de serpientes, evitar dolores por hambre, fortalecer el sistema reproductivo femenino, dolores de oído, problemas de los ojos, desórdenes de lo riñones, infecciones pulmonares y expulsar lombrices.

Propiedades: antiparasitario, antiséptico, antiespasmódico, antitóxico, diurético y expectorante.

Usos comunes:  se ha utilizado para mejorar hiperplasia prostática benigna, disolver coágulos de sangre, calmar contusiones (moretones), apoyar el sistema digestivo, calmar la gastritis, reducir los cálculos renales, aumentar la producción de leche materna, como apoyo al páncreas, expulsar parásitos, revitalizar la piel, limpiar la piel de toxinas y disminuir arrugas.

PRECAUCIÓN:  No administre internamente en niños menos de 6 años.  Para uso tópico en niños, utilícelo con precaución diluido con aceite de coco fraccionado.  Su uso repetido puede resultar en extrema sensibilización al contacto.  Utilícelo con precaución si es sucseptible a la epilepsia.  Utilizar con precaución durante el embarazo.

Usos: aromático, tópico, interno.  Quieres conocer mejor las formas de uso?

Algunos aceites con los que se mezcla bien son:  albahaca, geranio, lavanda, limón, romero y sándalo.

Información obtenida de Esenciales Modernos, Cuarta Edición

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Aceite de hinojo (fennel)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *